Archivo de la categoría: tuiteatreros

Lo nunca visto

Lo Nunca Visto, foto de Susana Martín

Lo Nunca Visto, foto de Susana Martín.

Hace unos años José Troncoso estrenó “Las princesas del pacífico”, un retrato descarnado de dos princesas varadas en la mugre a las que se les regala un sueño efímero para volver a bajarlas, de un golpe seco, a su infierno cotidiano. La obra se convertiría en icono del Off madrileño, repuesto mil veces, que seguirá vigente muchos años más.

Yo esperaba que el trabajo de José Troncoso y sus  ACTRICES –mayúsculas, sí-  Belén Ponce de León y Alicia Rodríguez , que soportan el peso de esta función con sorna y corrosiva mala leche entre la pena y el humor y que estaban para comérselas por los pies, algún día pudiesen alojarse en un trasatlántico real como el teatro Español.

Y lo han hecho con su segurnda producción, “Lo Nunca Visto”, retratando la mediocridad consciente de tres mujeres en un último acto fallido de entrañable dignidad y arrojo. Una despedida a lo grande, con mucho método, sin ningún talento, de la memoria rota de tres niñas a las que el tiempo y la vida les  ha pasado por encima como una apisonadora. Tres mujeres que se ríen de sí mismas con empeño, con esmero, mucho miedo y carcajadas de chirigota, con la dignidad de esas mujeres del mercado del barrio que, casi descalzas, habiéndolo perdido casi todo, niegan lo evidente en su lucha por mantener la imagen de lo que un efímero día quisieron ser.

A las inmensísimas Alicia Rodríguez y Belén Ponce de León se les une en esta ocasión Ana Turpin en un trabajo de composición de personaje a la altura de sus compañeras de reparto. Su Sofía es un baño de realidad en el sueño nostálgico de estas bailarinas rotas.

Lo Nunca Visto foto de Ignacio Ysasi

Lo Nunca Visto foto de Ignacio Ysasi

Como unas Zarandas amargas y negras estas divas que nunca lo fueron provocan carcajadas que se congelan como los gritos de la romería de San Isidro, de Goya: esas almas en pena cuya alegría se convierte en un rictus, en una mueca entre el esperpento y el dolor. Pero tranquilidad, ¡¡Aquí no se llora!! ( o casi)

Una vez más, como ocurre con el mejor teatro, estamos ante un trabajo de compañía-casi-familia,  de esas que se lanzan a piscinas turbias en grupo para sacar oro y compartirlo con generosidad, gozándolo. Se nota el trabajo a conciencia, desde la caracterización grotesca y fascinante de estas criaturitas-personajas hasta la generosidad de su disponibilidad total al servicio del lenguaje de su autor y director. Sois el segundo placer inmenso de esta temporada que ha comenzado con buen pie. Larga vida a estas princesas mayúsculas.

Las Canciones

Olga Miguel e Irina

Olga, Miguel, Irina.

Las Canciones es “MI” obra más personal.

La escribió Pablo Messiez, sí, pero yo la hice mía cada vez que la viví invitado por Miguel, Irina, Iván y  Olga a sentir, a escuchar con todo el cuerpo, a dejarme tocar por sus canciones.

Los primeros 15 minutos de Las Canciones son un milagro en que cada personaje se presenta a través de la escucha -absoluta, entregada-  de Liza, de Carmen Linares, de Bárbara y de Leopoldo Mastelloni. Y yo me conmuevo, me derroto, me enamoro y resisto con sus 4 canciones: a todo volúmen, a solas, con ellos y con cientos de espectadores solos.

 

En esta comunión de canciones y vida los espectadores somos, como  los dos músicos que vienen del ansiado mar, los invitados incómodos, los intrusos que invaden la intimidad de tres huérfanos que no escuchan canciones para evocar recuerdos como todos, sino para fracasar mejor ( esto es de Beckett)  en su empeño imposible de borrarlos para así poder engendrar un olvido persistente, un nuevo olor de infancia, una nueva memoria sonora que anule o ensordezca el pasado, la ignominia y el sufrimiento.

Para ello, estos tres hermanos y Miguel, su fiel admirador eternamente agradecido, se aíslan en una caja de sonido que antes fue un lugar abierto al mundo y cuyas únicas conexiones con ese mundo que les es ajeno por elección son Natalia, ( mujer de Iván, madre de Julia, cuñada de Olga y tal vez nuestro espejo ) y dos músicos en una visita tan inesperada como una distorsión sonora, que tal vez altere su frágil equilibrio.

Miguel mira a Irina

Per non sentirmi solo io parlo con un cane

No quiero contar nada más sobre la evolución de estos personajes chejovianos a la deriva deseando amar y ser amados, presos entre el deseo y la contención; no voy a hacer citas de un texto preciso y precioso, solo quiero invitar a dejarse tocar, como yo, por la poesía de sus palabras, por las voces de Bárbara Hendricks o  Cecilia Bartoli o por la revolución de Nina Simone. Y que cada cual viva sus propias canciones.

 

Es imposible no conmoverse con la entrega, el cariño, precisión, dedicación, amor y vida con que nos entrega su ofrenda esta familia de almas generosas y jóvenes que se funden con nosotros:  Gracias de corazón por vaciaros y entregaros cada noche, Carlota Gaviño, Rebeca Hernando, Mikele Urroz, José Juan Rodríguez, Íñigo Rodríguez Caro, Joan Solé y Javier Ballesteros. Cada vez que os he ido a visitar habéis sabido contar lo que siento, me habéis conmovido, me habéis hecho reír y bailar ( gracias, Lucas Condró por las coreografías y el movimiento ) me habéis regalado dos horas de alegría y una dulce resaca de unos cuantos días de felicidad y ganas de compartiros.

Hacéis magia. Dais vida.

 


“Las opiniones son una groseria, incluso las malas”, dice Pablo Messiez que dice Pessoa. Perdón por esta opinión que tanto me ha costado dar.


 

Dos apuntes finales:

  • Las bonitas palabras de esta obra redonda están ya publicadas en una preciosa edición de la editorial Continta me tienes. Si se hojea con cuidado se puede oír a Mikele Urroz sonando a Aurtxoa SeaskanLas Canciones, editorial Con tinta me tienes

La Verbena de la Paloma: 125 años viva ( ¡¡Y qué viva!! )

Del Teatro de La Zarzuela como teatro público me encanta su empeño en ofrecer espectáculos para todas las sensibilidades y hacer un esfuerzo por revitalizar el género.

Y su “proyecto Zarza” – hecho por intérpretes muy jóvenes para públicos muy jóvenes-  es el modo más divertido y atractivo para acercar a estas nuevas generaciones el género más querido por sus bisabuelos. Si Guillem Clua ya adaptó una divertida versión de La Revoltosa, el ejercicio de Pablo Messiez para acercar lo mejor de La Verbena de la Paloma a nietos y bisnietos es un nuevo logro, brillante, poético, iconoclasta y rabiosamente divertido, sexy, atractivo.

Yo ya tengo unas  décadas  encima. Y aún a muchas personas de mi generación la zarzuela les resulta ajena, incluso los hay que la ven con cierta aversión ( ¿recuerdan aquellas versiones de televisión en que  María Kosty, Alfonso del Real , Manuel Gallardo, Pedro Osinaga o Fedra Lorente, hacían zarzuela en terrible playback de las grandes voces..? )

A quienes nos resuena aún la Zarzuela para bien es a quienes nuestros abuelos – o nuestros padres, esto más raro – nos las reproducían en un viejo vinilo tesoro de familia, o  mejor, nos  las cantaban y nos explicaban lo que querían decir esas frases castizas ya entonces incomprensibles, porque eran de un pasado aún más remoto:  “a mí con esas:  Salesas”  “No te pongas tantos moños, que a pesar de tu honradez a la calle de Quiñones te han llevao más de una vez”… 

Mi abuela siempre me contaba que mi abuelo le cantaba el aria: “Madrileña castiza, luz de verbena, eres como un ramito de hierbabuena…” así que yo, que no  conocí a mi abuelo, siempre lo asocié al Señor Joaquín que le tiraba los tejos a Ascensión, “La del manojo de rosas”. 

Obviamente, si queremos que la Zarzuela no muera con nuestros nostálgicos y castigados cuerpos,  habrá que hacer un esfuerzo generoso y admitir que no queda otra que acercarla a los jóvenes, servirla con renovado empeño como el musical lúdico, divertido, bello y sexy que fue en su tiempo. Cambiemos el contexto para que no cambie la esencia. Y pongamos el empeño en dar brillo a esas partituras, algunas bellísimas.

La Verbena de la Paloma es una zarzuela del género chico, un sainete costumbrista que se hacía eco de la actualidad del momento en que se escribió. Una crónica de sociedad difícil de entender hoy,  afortunadamente.

La propuesta de Pablo Messiez para el Proyecto Zarza parte de un juego de “teatro dentro del teatro” genialmente lúcido, en que en un Madrid de calor afixiante un grupo de jóvenes movidos por la música maravillosa de Tomás Bretón y el deseo, hacen la obra. O más bien, la obra “se hace sola”.

 

Si cuando se estrenó La Verbena de la Paloma hace 125 años el libreto se hacía eco de los chascarrillos de la calle en aquel momento, de los impuestos, de los servicios públicos, de lo social,  o de las modas nutricionales y  farmacéuticas, la  puesta al día de Pablo Messiez con estos jóvenes, fantásiticos intérpretes y cantantes  y una orquesta de cámara delicadamente   dirigida por Óliver Díaz, retrata en un segundo plano los chascarrillos de antaño y en otro principal la sensiblididad, la alegría, los deseos y el día a día de estos jóvenes del siglo XXI. Con poesía, mucho amor, mucho humor y mucho calor. ¡Que viva Nuestra Señora de la Soledad y las verbenas en su honor, que se hicieron para no estar solos! ¡Que viva el Proyecto Zarza y que viva Pablo Messiez!

Gracias por hacerme reir como un condenao, gozarla como un mocoso y volver a cantar las canciones de mis abuelos como si acabase de descubrirlas.

Catástrofe

“Catástrofe” no tiene trampa ni cartón porque ambas cosas las pone en evidencia: No esconde la teatralidad, juega con ella mostrando el artificio escénico nacido de un proceso de creación que parte de las pequeñas tragedias de cada uno de sus actores, de sus catástrofes -pasadas y por venir- atravesadas por la ficción que el autor pone negro sobre blanco para ellos.

Si el pasado es una mentira elaborada con la ayuda de esa pareja traidora que son el tiempo y la memoria ¿ por qué no poner en escena el andamiaje, los mecanismos de la autoficción y las trampas narrativas que nos puedan proporcionar un sinfín de salidas que lo rediman o nos reconcilien con él ?

¿ Por qué no permitirnos jugar con los sueños, con las pesadillas, con las posibles vidas descartadas, o los finales que deseamos? ¿Por qué no procurar a los personajes un agujero por el que escurrirse a otra ficción mejor ?

¿ Y si algunas catástrofes tan reales y determinantes como la caída de las Torres Gemelas parecían una ficción mientras las presenciábamos y supusieron una ruptura global, por qué no poner en ficción las catástrofes íntimas que suponen una ruptura personal, con el fin de crear teatro vivo… y vibrante ?

Cuatro personajes en busca de autor, Irene, Mikele, Ion y Jota, nos agarran por las tripas y nos meten de lleno en su juego de memoria personal y colectiva, en sus referencias biográficas, que tal vez hagamos nuestras, en sus miedos, que pueden ser los nuestros también, en su mundo imaginario, bien rico y puesto en escena por Íñigo Rodriguez Claro que dirige el artificio magnífico en una dirección precisa para llegar al caos más estimulante.  Me parto el pecho con mil escenas y me arrasan otras, como el final, hasta el oscuro.

Antonio Rojano hace una dramaturgia brillante llena de escenas geniales, de capas infinitas, entre las que dejarse deslizar y gozar sin saber lo que nos deparará el siguiente giro.

Gracias por la risa; por dejarme entrar en vuestro juego desde el primer minuto; por hacerme querer acabar dando la mano a Mikele y hacer Chejov con Ion; por querer una nieta como Irene y un compañero de montaña para afrontar miedos como Jota… Gracias por hacer teatro VIVO.

CATÁSTROFE  ( Sala Cuarta Pared )

Dirección: Iñigo Rodríguez-Claro

Dramaturgia: Antonio Rojano

Reparto: Ion Iraizoz, Mikele Urroz, Irene Ruiz, José Juan Rodríguez

Espacio sonoro: José Pablo Polo

Vestuario y espacio escénico: Paola de Diego

Diseño de iluminación: Pablo Seoane

Producción: La Caja Flotante

Audiovisual y diseño de cartel: La Dalia Negra

Ayudante de dirección: Carlos Pulpón y Javier L. Patiño

Comunicación: Cristina Anta

Coreografía: José Juan Rodríguez

 

La Zaranda vive

Particulares, geniales, únicos, singulares, reyes de su espacio de libertad, que no es otro que un  escenario, La Zaranda celebra su 40 aniversario con “Ahora todo es noche”,  un mazazo de angustia vital, de pena negra, de risa nerviosa y culpable, de silencios, de reiteraciones, de entrega, de compleja sencillez; de público de respiración contenida y  liberada  en carcajadas como estertores.

La Zaranda retrata la dignidad, el pudor, la vergüenza y la genialidad de esos filósofos invisibles que lo han perdido todo, que han sido desheredados de la noche al día, que van a asumir la desesperanza en breve o que ya perdieron toda esperanza hace tiempo.  Y nos recuerdan que cualquiera de los privilegiados que los contemplamos desde el patio de butacas estamos a un despido, a un contrato basura o a una nueva burbuja inmobiliaria  de pasar al otro lado.

Los viejos filósofos alcoholizados  de Noches de Bohemia, los recién llegados al infierno, y los que han intentado liberarse del dolor de la existencia pero no lo han conseguido por miedo a que el dolor no cesase del otro lado, recorren las cloacas de la ciudad, las aglomeraciones de viajeros ( donde están seguros porque las cámaras de seguridad no sienten su hedor) los cartones de la Gran Vía, los comedores sociales ( donde vuelven a ser niños ) o los basureros a rebosar de recuerdos que, abandonados, se convierten en olvidos… Y los habitan con la retranca y el humor negro que estos poetas de la mugre manejan como nadie. Y es que su guarida y su reino es el escenario; su fe la depositan en Shakespeare, en Calderón, en la magia de la escenografía ( poesía visual es hacer de tres carros, dos maletas y una camilla, toda una ciudad) en el lenguaje, en el gesto…

Y si Lear muere cada noche en el escenario, es que Lear vive eternamente. Y si Lear vive, estas viejas vagabundas de la escena que son La Zaranda y su poesía, también lo harán.

¡ Que lo hagan por muchos años y sigan despidiéndose a ritmo de bolero !

“Ahora Todo es Noche” de Eusebio Calonge

Teatro Español, Madrid, del 19 al 29 de abril de 2018

Ahora todo es noche 2

Dirección

Paco de La Zaranda

Intérpretes:
Gaspar Campuzano

Enrique Bustos
Francisco Sánchez

Ficha Artística:

 

Iluminación: Eusebio Calonge
Espacio Escénico: Paco De La Zaranda
Regiduría: Eduardo Martínez

Una producción de LA ZARANDA – Teatro Inestable de Ninguna Parte en Coproducción con el Teatre Romea

 

 

 

#AplausosTuiteatreros2014

Puente Mérida por Guixp11.jpg

Hace ya más de tres años que un puñado de espectadores apasionados de las artes escénicas nos encontramos gracias a  Twitter. Luego nos fuimos encontrando en la realidad -también algo virtual- de los teatros . Y desde entonces, siempre a través de Tweets, los #Tuiteatreros agradecemos, con un aplauso virtual, algunos de los momentos de emoción que hemos compartido a lo largo de la temporada gracias estos benditos comediantes que se mueren por contarnos sus historias. Vayan para ellos estos #AplausosTuiteatreros2014

De nuevo, esta ha sido una invitación a todos los #tuiteatreros para que ofreciesen un aplauso más a quienes les regalaron la emoción desde un escenario:

¡Las cosas que yo he visto en 2014 !

Los Brillantes EmpeñosEs noche de Reyes, esa “Quinta Noche” que pone fin a la rutina que, con fervor y dedicación, nos imponemos  en estas fechas a golpe de celebraciones excepcionales, banquetes excepcionales, reencuentros excepcionales, cuñados o suegras  excepcionales y aglomeraciones excepcionales.

Propicia,  esta noche de Reyes,  para agradecer lo que para mí fueron los regalos teatrales más preciados del año que acaba de pasar.

El mayor, sin duda, el de  asistir cada lunes a una lección de teatro de la mano de  Pablo Messiez.  Verle crear es un espectáculo fascinante siempre, divertido las más de las veces y profundamente conmovedor en muchos momentos que son un bálsamo. Y de la mano de  Pablo Messiez,  con la ayuda de Calderón, Cervantes, Santa Teresa de Jesús, Lope y unos huérfanos -los Grumelot-  abandonados a su suerte, también llegó la obra más poética y conmovedora de la temporada. Poesía y clásicos para un apocalipsis de extrañamiento, orfandad compartida y búsqueda, “Los Brillantes Empeños”, que  se presentó en un templo como el Corral de Comedias de Almagro y creció en Nave 73, volverá felizmente renovada en 2015.

Un privilegio fue también poder revisar tres obras de Pablo Messiez en la retrospectiva que la Sala Mirador le dedicó  ( ver entrada: Messiez en Mayo ) Y a partir del 14 de Enero de 2015 Messiez dirige “La Piedra Oscura” de Alberto Conejero en la Sala de la Princesa del  CDN. Se espera lo mejor de estos dos creadores, que  cumplirán el sueño de Moscú de Masha, Olga e  Irina,  para después presentar la obra en lo más frío del frío invierno.

Otro regalo, este agridulce, fue poder asistir a la última función de “Ahora Empiezan las vacaciones“, la obra más terriblemente desoladora y dura ( Strindberg, Bezerra, Luque y sus 4 cómplices exquisitos tienen la culpa ) que se despidió definitivamente de La Casa de la Portera

Las “Cenizas” de Alberto Velasco y  Chevi Muraday, terriblemente duras y poéticas, con textos de Pablo Messiez y Guillem Clua, también se despidieron de la casa de la Calle Abades. Y yo pude ir a despedirme de este viaje tan personal, doloroso  y bellísimo.

Privilegio que agradezco a los Kamikazes, con Aitor Tejada al frente, es el de haber asistido a un ensayo general de  La Función Por Hacer pocas horas antes de que la compañía comenzara una gira sudamericana que les llevaría de Brasil a  la mítica Timbre 4 de Claudio Tolcachir. Creo que era mi sexta “Función por hacer”. Siguen sin poder acabar de hacerla, afortunadamente.

Emilia en ParísUn regalo inolvidable también fue el que me brindó el genio Tolcachir en París: Durante un tiempo la Emilia española coincidió en cartel con la versión argentina en gira por Europa. Ya expresé mi fascinación por la obra desde el primer segundo, así que no pude resistir la tentación y me embarqué en un viaje express. En el teatro de Créteil pude comprobar que  la versión argentina de “Emilia” funcionaba tan bien como la española. Del trabajo de Tolcachir con los dos equipos surgían dos obras igualmente ricas, pintadas con paletas de color con matices diferentes.

image7

Regalo universal, redondo, perfecto, ha sido este Misántropo en que Miguel Del Arco y sus Kamikazes ponen  a Moliére al día…. Todo funciona en Misántropo: La versión y el ritmo, el reparto perfecto, la  iluminación, la escenografía… Ya lo dije casi todo, aunque después de escribir esta entrada la vi, como buen repetidor, en cuatro ocasiones más. Fue el regalo más repetido entre familia, colegas y amigos. Y la recomendación más agradecida. Teatro enorme, esta producción quedará entre lo mejor que ha pasado por el Teatro Español de Madrid desde que fuera Corral del Príncipe allá por el siglo XVII.

Muy cerca del Teatro Español, a 5 minutos andando, José Martret y Alberto Puraenvidia abrieron su Pensión de Pulgas con MBIG, una fantástica revisión de Macbeth, con un reparto estupendo y una concepción más que original y vibrante. Un regalo que estuvo en cartel todo el año y que ha de seguir en 2015. Vi la primera función y la número 100 de MBIG. Espero poder celebrar la número 1000 algún día.

Esta singular Pensión  también ha alojado apuestas tan interesantes como “Cliff” de Alberto Conejero o la dura, seca e inquietante “Sótano” de Josep María Benet i Jornet, dirigida por el infalible Israel Elejalde y vivida por unos fantásticos Victor Clavijo y Juan Codina.

También conocí la maravillosa historia de Petit Pierre y sus queridas vacas en el Teatro de La Abadía. Y gocé con trabajos de interprElegy, con Andrés Requejoetación incontestables como el de Blanca Portillo en “El Testamento de María” -ese momento abrazada al sudario del hijo, junto al pozo me lo guardo para siempre- o el de  Jose Gonçalo Pais en “La Noche Justo Antes de los Bosques”, de Koltés, dirigida por César Barló…

En noviembre me conmovió el impresionante trabajo de Andrés Requejo en el mejor unipersonal del año: “Elegy“; un texto y una interpretación que me atraparon sin remedio  y que revisitaré este mes de Enero de 2015 en Nave73. Todo un descubrimiento fascinante que no hay que perderse, como no hay que perderse el regreso de Inma Cuevas y Fran Calvo con la fabulosa “Constelaciones”, que se pudo ver en  Kubik Fabrik y llegará al Teatro Lara, ese lugar donde el Luis Guzmán de Pablo Remón fue abducido y adoptado por mi memoria para siempre ( ver  entrada “ Abducido por Luis Guzmán” )

2014 ha sido también el año de la presentación de La Teatra, un grupo muy joven liderado por Juan Jiménez, que nos han sabido traer el espíritu del Hotel Chelsea de NuevaYork con su entrañable y divertida “No (me) Abandones”. Durante dos meses llenaron los viernes del Espacio Labruc y me gustaría poder volver a verlos muy pronto en 2015.

José Padilla presentó Düssel4, con un divertidísimo ( y “sincerista” )  Juan Vinuesa, en la tristemente desaparecida sala El Sol de York. Y repitió temporada en el CDN con “Haz Clic Aquí“. Padilla es el dramaturgo que mejor conecta con la sensibilidad de un público joven a través de un teatro inteligente, efectivo, entretenido y con cargas de profundidad. Ojalá hubiese más apoyo al teatro de autores como Padilla para acercar a nuevos públicos.

El final del año me regaló, con “Cuando Deje de Llover“, una sorpresa en forma de texto-puzzle donde los haya, maravilloso y con un Pepe Ocio contenido y magnífico que nos ha dado una de las escenas más perturbadoras y redondas del año, mano a mano con Pilar Gómez.

big__Cuando_deje_de_llover__en_las_Naves_del_Espa_ol_de_Matadero_de_MadridDe Moscú llegó Declan Donnellan para enseñarnos a bailar con Shakespeare en una versión rusa de “Medida por medida” que era toda una fiesta coreográfica. Y de París llegó Peter Brook y su espacio vacío ocupado por  la hipnótica Kathryn Hunter para dejarnos atrapados en el valle del asombro. Fascinante The Valley Of Astonishment en su aparente sencillez. Desde Milán llegaron a los Teatros del Canal los hermanos Servillo  de la mano del Piccolo Teatro di Milano , el templo de Giorgio Strehler, con “Le Voci di Dentro” de Eduardo de Filipo. Otra lección de teatro. Como lo fue el teatro documental venido de México hasta las Naves del Español con la fabulosa “Baños Roma“, de Teatro Línea de Sombra

tuiteatreros en AvignonLos viajes  tuiteatreros, aparte de la Emilia porteña de Timbre 4 en París, me han permitido conocer por fin el festival de Avignon, donde gozamos de un trabajo delicioso de poesía en movimiento con el Orlando Furioso de Ariosto que presentó la Scuola Teatro Dimitri de Locarno, o de teatro político controvertido, muy  interesante e iconoclasta en “La Imaginación del Futuro” de la compañía chilena La Re-sentida dirigida por Marco Layera. El periplo provenzal nos ha permitido también revisitar un templo magnífico: el teatro romano de Orange.

Chicken Legz Y el viaje tuiteatrero más aprovechado, la visita a Fira Tárrega. Un fin de semana de teatro de calle, donde gozamos de una emocionante lectura del Ensayo sobre la Ceguera de Saramago, a cargo del polaco Teatr KTO en “The Blind“; donde experimentamos la vida en una granja con los muy excéntricos y virtuosos “Animal Religion” en “Chicken Legz” y donde con “Fugit” de la compañía Kamchatka vivimos una huída por todo el pueblo en una experiencia que va más allá del teatro convencional: Alegría, emoción, adrenalina, fiesta, temor y desconsuelo en primera persona…. Todo un viaje interior, una experiencia profundamente  personal vivida en grupo.

Fugit de Kamchatka en Fira Tárrega

Este año me he emocionado también “descubriendo” la voz extraordinaria del tenor Javier Camarena en el Teatro Real ( un placer que reproduzco de vez en cuando para cerciorarme de que fue verdad en este enlace de Youtube ) He flotado dentro de la gruta de cristales de Antony and the Johnsons, he vibrado con Jamie Cullum y su piano, con el Purcell más exquisito en versión de Peter Sellars, con la magia mestiza de Israel Galván y Akram Khan en Torobaka o con María Bayo en una producción fantástica de La Voix Humaine en los Teatros del Canal… Pero todo esto ya es otro cantar.

Queridos Reyes Magos: Por favor, dejadme una colección de momentos como estos para 2015. A cambio os dejo agua para los camellos. Y para vosotros os dejo un ministro de Cultura y otro de Hacienda que no creen en la magia necesaria de las artes escénicas. A ver si nos los pudierais cambiar por otros con alma.

La PENSIÓN de las PULGAS

Tel. RESERVAS 638752812

elmonolibre

artes escénicas y comunicación digital

Que Revienten los Artistas

Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

Los Absurdos Teatro

#SOYABSURD@: DEMENTE QUE APUESTA POR EL CAMINO CURVO.

Experimento

Just another WordPress.com weblog

La CASA de la PORTERA

Tel 649397571

Psicoanálisis y Cultura Moderna

Psicoanálisis, Poesía, Cultura, Noticias Grupo Cero

GLOSAS TEATRALES

Un blog sobre teatro, ópera y otros placeres

Cuandomeacuerdo

Pensamientos azarosos

Reteatrando

Rememorando espectáculos teatrales y más

Efecto Madrid

Todo lo que pasa en Madrid tiene su Efecto

EL ASOMBRARIO & Co.

Revista cultural online creada por Manuel Cuéllar. Desde el 12/12/2012.

Antonio Rojano

DRAMATURGO / GUIONISTA

Teatrorama

El lugar desde donde se mira. Blog de teatro y artes escénicas. Madrid

TEATROLAND

Diario teatral de un espectador inquieto

A %d blogueros les gusta esto: